CUIDADOR DE DISCAPACITADO

Los trabajadores que tengan a su cuidado directo una persona con discapacidad física, psíquica o sensorial, que no desempeñe actividad retribuida, tienen derecho a una reducción de jornada con disminución proporcional de salario, así como si tienen un familiar, hasta el segundo grado por consanguinidad o afinidad, que por razón de su discapacidad no pueda valerse por si mismo, pueden solicitar excedencia para atender a su cuidado por un período máximo de 1 año, salvo duración mayor por negociación colectiva.